Quien quiere cambiar las cosas, busca la manera. Quien no, busca la excusa.

19.4.07

Maldito sea el demonio.

¡Ahh! Maldito sea el demonio y toda su plebe... Mi blog se ha ido a hacer gárgaras. De buenas a primeras Blog-fx ha ¿cerrado?. Ni un aviso, ni un mail, NADA. Tres días antes le habia hecho un lavado de cara fantástico y ahora, por que no tengo más remedio, ando dándole vueltas al CSS de nuevo para poder darle el aspecto que quiero a esto en blogger... deprimente.
Por supuesto, no quiero pararme a pensar en todos los comentarios que no había guardado y ahora están en el infierno de los blogs desterrados por pésimos suministradores de servicios de internet; y tampoco en el pobre ranking de google que tenía, pero que tenía, y que no se si voy a poder restablecer.
Ya se que era un servicio gratuito (que he pagado con la publicidad en forma de pop-up que cargaba mi blog) y no debería quejarme, pero, al menos, un aviso, una fecha límite para salvar lo posible hubiera sido un acto de sentido común.
Ahora no termino de aclararme con el editor html de blogger, puff,... si no me gusta no me siento cómodo. Mierda.

2 comentarios:

rave dijo...

Efectivamente, nos han dejado con el culo al aire... Y creo que esta vez es la definitiva porque no han dado señales de vida y no tiene pinta de que lo vayan a hacer.
En fin, que yo ando decidiendo si me paso a Blogger o a Wordpress pero la verdad es que ahora mismo no tengo demasiado tiempo para pelearme con el css pero ya he reservado un par de dominios por si acaso...
Al nuevo Caballo de Atila lo veo renovadito y de un blanco inmaculado que le va muy bien. Me gusta la cabecera: ¿la has diseñado tu? (...yo también tengo que cambiar la mía que ya no me gusta...). Cuando me haya reinstalado, ya te aviso y te mando el link. Por el momento, te seguiré via blog.

Un saludo

xamsham dijo...

Muchas gracias por la visita. Al menos, haber conocido buena gente si se lo tengo que agradecer a blog-fx.
La cabecera se la he hecho yo, aunque la tipografía no es mía. Precisamente la antigua cabecera era lo único que para mi gusto se podía salvar del viejo caballo de Atila, pero no conjuntaba con lo que me rondaba la cabeza.
Espero vover a verte pronto posteando A Capella como un loco.

Un Saludo y, de nuevo, GRACIAS.